29/06/2020

Puedes descargarte la Campaña ESTATUTO DEL ARTISTA aquí:

CAMPAÑA ESTATUTO DEL ARTISTA

#ESTATUTODELARTISTAYA es una campaña de ámbito nacional impulsada por asociaciones y colectivos culturales que tiene como objetivo informar y dar visibilidad al Estatuto del Artista, un conjunto de propuestas legislativas que pondrían solución a gran parte de los graves problemas y condiciones injustas en las que desarrollamos nuestra labor profesional. Puedes descargarte todos los textos, nota de prensa y carteles de la campaña AQUÍ

Nota de prensa:

#ESTATUTODELARTISTAYA es una campaña de ámbito nacional impulsada por las asociaciones y colectivos culturales españoles que tiene como objetivo informar y dar visibilidad al Estatuto del Artista, un conjunto de propuestas legislativas transversales para el desarrollo de las profesiones artísticas y culturales, así como del trabajo técnicos y auxiliares del sector cultural, que pondrían solución a gran parte de los graves problemas y condiciones injustas en las que desarrollamos nuestra labor profesional.

En septiembre del 2018, por unanimidad parlamentaria se aprueba en el Congreso de los Diputados un Informe de la Subcomisión de Cultura con 76 conclusiones que por vez primera tiene en cuenta la especificidad del sector, su intermitencia en la actividad y, por tanto, sus ingresos irregulares, el amplio y variado tejido cultural y la necesidad de protección. Sus conclusiones tienen que ver con la fiscalidad, la normativa laboral, la protección social, la contratación, el asociacionismo, la lucha por la igualdad, las prestaciones por maternidad, la intermitencia, la transición profesional o la compatibilidad con la jubilación.

El estatuto no es una herramienta para privilegiarnos, sino un medio para luchar contra la precariedad y el fraude. Su desarrollo es más urgente y necesario que nunca, ya que la crisis originada por la pandemia de la COVID-19 ha demostrado la fragilidad de nuestro heterogéneo ecosistema cultural. Las intenciones no se pueden quedar en meras declaraciones de prensa del ministro de Cultura y la oposición, que parece posicionarse también a favor. Necesitamos fortalecernos, visibilizarnos y unirnos con el objetivo común de la implementación de las medidas del Estatuto del Artista, el Autor/Creador y el Trabajador de la Cultura. ¿Te sumas?.

Las razones por las que se debe empezar a implementar la agenda legislativa del estatuto las da el propio informe del Estatuto del Artista, que define cómo y hasta dónde se puede reconocer e impulsar las actividades necesarias para el proceso cultural general. En particular nos gustaría destacar los siguientes puntos:

8. Los trabajos de la Subcomisión, en resumen, ofrecen una agenda legislativa de avance social en materia de derechos, obligaciones y oportunidades, con vocación de traducirse en cambios legislativos efectivos. En ese sentido, hay que enfatizar la importancia de la cooperación entre los diferentes ámbitos legislativos y Ministerios implicados. Las recomendaciones laborales y fiscales tocan aspectos que competen a otras Comisiones del Congreso, así como a diferentes áreas del Ejecutivo, con las que se debe mantener una relación de diálogo y cooperación continua, a fin de hacer esta agenda viable lo antes posible. La Subcomisión ha trabajado en todo momento atendiendo a la necesaria plausibilidad de las propuestas y a la coherencia de las mismas con nuestro edificio legislativo vigente. Este informe trata de ser realista, consensuado y factible, tanto en sus aspectos materiales como en su conformidad con la legislación vigente, tarea para la cual la Subcomisión ha contado con el apoyo de todos los Grupos Parlamentarios.

9. A lo largo de las siguientes páginas se emiten una serie de recomendaciones, se señalan los problemas, dificultades y soluciones específicas que deben contemplarse, y se proponen posibles modificaciones legales para solucionar los problemas o minimizarlos en la medida de lo posible. En ese sentido, la Subcomisiónconsidera que la vocación y la profesión deben ir de la mano en derechos y obligaciones, y que la vocación no debe convertirse en excusa para tener menos oportunidades o trabajar en peores condiciones. Lo que está claro es que en la inmensa mayoría de los casos se trata de personas con una fuerte vocación. Tan fuerte que muchas se sienten recompensadas solo por subirse a un escenario, bailar, tocar, interpretar, exponer, pintar o rodar. Es evidente que el talento y el pulso creativo son algo maravilloso que debe protegerse y apoyarse, pero también tiene que ser posible dedicarse profesionalmente a la cultura.

10. La cultura es un trabajo, y como todo trabajo merece una remuneración justa,así como la posibilidad de llevarlo a cabo con derechos y obligaciones, sea cual sea el campo en el que uno se mueva: la autoría, la interpretación, el comisariado, la promoción o las labores técnicas. La Subcomisión ha intentado dignificar las condiciones profesionales para que quien decida dedicarse a la cultura pueda hacerlo en las mejores condiciones.

11. Por último, el trabajo de la Subcomisión ha tenido también como objetivo dotar de presencia pública a la especificidad del trabajo cultural y ponerla en la agenda política. Era necesario visibilizar un problema que todo el mundo reconocía de puertas adentro, pero que costaba sacar a la luz. Con esto ya se ha conseguido algo importante: que se reconozca en esta Cámara la necesidad de buscar un marco laboral, legal y fiscal que proteja a los creadores. La Subcomisión está satisfecha por haber conseguido superar cualquier prejuicio a la hora de hacer esta reclamación: los artistas, creadores y trabajadores culturales viven una realidad laboral intrÍnsecamente distinta a la de otros colectivos, y es de justicia que la sociedad lo reconozca y lo tenga en cuenta a la hora de legislar. Ocurre con otros colectivos y en ningún caso se trata de privilegiarlos, sino de reconocer las especiales circunstancias en las que se desarrolla su tarea.

*La información contenida en la presente campaña lo es a mero título enunciativo para visibilizar entre sus posibles afectad@s las diferentes posibilidades en torno al Estatuto del Artista. Sin que el contenido del mismo sea un informe expositivo de carácter técnico y propositivo para su presentación y defensa ante el Ministerio de Cultura y resto de Ministerios a cuyas competencias afecta su desarrollo y que articularemos con detalle una vez se constituyan los grupos de trabajo y comités de expert@s para su implementación real.